Trucos sencillos para eliminar el olor a sudor en tu ropa de deporte

No hay nada más desagradable que abrir tu ropero y sentir ese olor a humedad constante que parece no irse nunca. Especialmente cuando se trata de tu ropa deportiva. A pesar de lavarla una y otra vez, la transpiración se impregna en la tela y parece que no hubiera vuelta atrás. Pero, ¡no te preocupes! En esta nota vamos a enseñarte cómo podés recuperar tu ropa para que vuelva a tener un uso diario.

Aquella ropa que dejaste de usar recobra vida

Con estos trucos sencillos vas a poder recuperar aquella ropa que dejaste de usar porque no te gustaba cómo olía a transpiración. En muchos casos, es difícil eliminar completamente este aroma, pero con este consejo del hogar que vamos a darte, seguro nunca más tendrás ese problema y recuperarás esa remera que tanto te gusta.

Una de las sustancias que seguramente tenés en casa y que puede ser una gran aliada es el bicarbonato de sodio. Siempre es muy efectivo a la hora de absorber la humedad corporal, de hecho, también puede neutralizar el aroma que se queda impregnado en tu ropa.

Dos armas poderosas contra el olor a transpiración

Además, otro aliado sorprendente es el vinagre. No te asustes, a pesar de su aroma fuerte, su composición química lo convierte en un gran compañero en la lucha contra los olores. Importante aclarar que esta sustancia no va a desteñir tu ropa, así que podés usarla sin problemas aunque padezcas de hiperhidrosis.

Muchas veces creemos que con un solo uso ya debería funcionar, pero la realidad es que si incorporás estas dos sustancias de forma regular en tus rutinas de lavado, con el tiempo vas a notar grandes cambios. Tus prendas no sólo estarán libres del olor a sudor, sino que además van a parecer como nuevas. ¿Qué esperás para probarlo?

Cómo aplicarlo a tu lavado de ropa

Si lavás tu ropa a mano, lo único que tenés que hacer es colocar dos cucharadas de bicarbonato de sodio en un recipiente y dejarlo actuar aproximadamente por media hora. Luego, lavá la prenda como de costumbre. Si preferís, podés dejarlo actuar un poco más de tiempo, no hay problema.

Si, por el contrario, utilizás lavarropas para lavar tu ropa, también podés usar el bicarbonato. Simplemente colocalo donde normalmente ponés el detergente y el suavizante. Ahora bien, si se trata de ropa muy afectada por el sudor, te recomendamos la primera opción.

Compartir este artículo