El cultivo de limón en Argentina experimenta una disminución en sus hectáreas cultivadas

La cadena productiva del limón en Argentina se ha visto afectada por diversos factores, lo cual ha llevado a una disminución enlas hectáreas destinadas a este cultivo. La campaña actual cerró con 45.759 hectáreas, lo que representa una disminución del 4,86% en comparación con el año anterior. Esta cifra es llamativa, ya que en 2022 también se había registrado una baja del 7,5%.

El Laboratorio de Sistemas de Información Territorial del INTA Famaillá ha realizado un exhaustivo análisis utilizando imágenes satelitales y metodologías de teledetección y análisis geográfico para obtener estos datos. Además, se realizaron salidas a los campos para verificar la disminución y se recorrieron puntos de duda.

Causas de la disminución y migración a otros cultivos

Según el informe del INTA, la disminución en las hectáreas cultivadas de limón puede estar relacionada con la caída de la rentabilidad de la actividad, debido a los bajos precios de la fruta para la industria, menores volúmenes exportados de fruta fresca, aumento de los costos de producción y competencia de otros mercados. Además, el contexto socioeconómico nacional e internacional ha afectado la compra de insumos, cuyo precio está en dólares.

Ante esta situación, muchos productores han migrado a otros cultivos más rentables. Algunos han optado por cultivar caña de azúcar, mientras que otros han destinado sus campos a granos como la soja o el trigo.

Impacto en los mercados internacionales

Las exportaciones de limón argentino han experimentado altibajos en diferentes mercados internacionales. Las exportaciones a Estados Unidos han tenido buenos resultados, con cerca de 74.000 toneladas. Sin embargo, se ha observado una caída en las exportaciones a Europa, debido a las restricciones y la fuerte competencia de España y Sudáfrica, que tienen ventajas en el precio del transporte. En la Península Ibérica, la producción se ha recuperado, lo que ha impactado en el mercado europeo.

Una posible solución: la construcción de una planta de procesamiento

Para enfrentar esta situación y mejorar la rentabilidad de la actividad, se ha presentado un proyecto para la construcción de una planta de procesamiento de limón en Argentina. Esta planta permitiría obtener ácido cítrico de alta pureza y una solución de azúcares naturales, productos que tienen una alta demanda en la industria de alimentos y bebidas a nivel mundial.

El proyecto, que será financiado con fondos privados, tiene un costo estimado de 10 millones de dólares y se espera que esté operativo en un plazo de 18 meses. Además de satisfacer la demanda nacional de estos productos, la planta contribuiría a reducir la sobreoferta de fruta y jugo concentrado que se observa año tras año.

Conclusiones

La disminución en las hectáreas cultivadas de limón en Argentina ha generado preocupación en el sector productivo. Factores como la caída de la rentabilidad, las dificultades en los mercados internacionales y el contexto socioeconómico han llevado a muchos productores a migrar a otros cultivos más rentables. Sin embargo, se busca encontrar soluciones para revertir esta situación, como la construcción de una planta de procesamiento de limón que permita mejorar la rentabilidad y satisfacer la demanda nacional e internacional de estos productos.

Compartir este artículo