Nuevas restricciones para frenar la escalada de los dólares financieros

El Gobierno establece nuevas restricciones para los bonos con legislación extranjera

El Gobierno nacional ha implementado nuevas medidas con el objetivo de controlar la escalada de los dólares financieros, causada por el aumento significativo de los precios en los últimos días.

Los bonos con legislación extranjera ahora deberán permanecer en las cuentas de los clientes durante un plazo de cinco días antes de ser vendidos, según una norma establecida por la Comisión Nacional de Valores y publicada en el Boletín Oficial.

Esta disposición hace que las operaciones con estos títulos sean más riesgosas debido a los posibles movimientos que puedan ocurrir durante el periodo de tiempo conocido en el mercado financiero como “parking”.

Es importante destacar que estas restricciones solo afectan a los bonos con legislación extranjera y no aplican a aquellos con legislación local.

De esta manera, la medida afecta específicamente a los bonos Globales, donde el Gobierno tiene menos capacidad de intervención, y no tiene impacto en los BONARES, que cuentan con legislación local y en los que el Gobierno puede influir en el precio.

El objetivo del Gobierno: contener el precio del dólar

Estas medidas se implementaron como respuesta a la reciente subida del Contado con Liquidación, donde se operaba principalmente con bonos Globales, CEDEARS y LEDES, y que llegó a cotizar por encima de los $900.

El Gobierno se encuentra enfocado en controlar el precio del dólar en todas sus franjas, utilizando todas las herramientas disponibles, de cara a las elecciones presidenciales y para demostrar cierto grado de control sobre la situación.

La intención es limitar al máximo las operaciones en el mercado de dólar Bolsa y procurar que aquellas que se realicen sean efectuadas a través de un mercado donde el Gobierno tenga más influencia sobre las cotizaciones.

Impacto en las operaciones y estrategia del Gobierno

Estas medidas afectan a las últimas operaciones pactadas bajo legislaciones anteriores, las cuales ahora deberán regirse por el nuevo plazo de “parking”, lo cual puede afectar el valor de las inversiones.

“El BCRA no tiene mucho control sobre los bonos Globales, pero sí sobre los BONARES. Por eso, está intentando desalentar la dolarización en bonos Globales y concentrar su intervención en el mercado de BONARES, donde planea vender significativamente antes de las elecciones”, explicó el economista Gabriel Caamaño.

Compartir este artículo