Empresarios celebran el “Dólar Pyme” pero alertan sobre su baja utilidad y la brecha del 140%

Beneficios para las pymes argentinas con la nueva medida cambiaria

La implementación de la medida cambiaria conocida como “Dólar Pyme” busca enriquecer las fuentes de divisas a los fines de aumentar la acumulación de dólares del Banco Central de Argentina (BCRA). El objetivo es volcar el 75% de la liquidación al dólar oficial y el restante al mercado financiero.

Más de 8500 pymes podrían beneficiarse

Según datos de la Secretaría de Industria y Desarrollo Productivo, alrededor de 8540 pymes podrían verse beneficiadas por esta medida durante 2022. Sin embargo, el sector de las pymes representa más que eso: engloba a más del 65% del empleo en Argentina e integra a más de 530 mil empresas en todo el país.

Opiniones de empresarios sobre la medida

Guillermina Esmoris, Fundadora y CEO de Yumba, opina que la medida es simbólica para su sector, ya que el tamaño de empresas que frecuenta tienen facturación anual que oscila entre los 20 mil y 350 mil dólares. A pesar de ello, considera que recibir el 75% al dólar oficial con la brecha cambiaria actual es solo un pequeño parche frente a la necesidad de estabilizar la economía y levantar el cepo cambiario.

Marcelo Fernández, presidente de CGERA, afirma que las pymes necesitan la liquidez y no pueden especular. Destaca la importancia de liquidar y no retener divisas en un contexto electoral marcado por la incertidumbre.

Jorge Karagozlu, dueño de una pyme textil, reconoce que conviene exportar, especialmente por la compensación entre el dólar oficial y el CCL. Sin embargo, las complicaciones para importar materia prima limitan su producción. Lo mismo opina Mauro Gonzalez, titular de la Confederación General Pyme, quien resalta la dependencia de las importaciones en la matriz productiva argentina.

Desafíos y perspectivas

Durante un evento organizado por CAME, el Ministro de Desarrollo Productivo reconoció las deficiencias del entramado productivo argentino y la necesidad de resolver el problema de la salida de dólares. Destacó fenómenos como la sequía, que contribuyeron al déficit de la balanza comercial. Además, compartió su compromiso de eliminar los permisos de importación en 2024, una vez resueltos los problemas energéticos y climáticos.

Por último, se resaltó la problemática de la economía informal, que desincentiva el crecimiento, y la estructura tributaria, que beneficia a quienes generan menos del 30% del empleo en Argentina.

Compartir este artículo