El Banco Central lucha por controlar las brechas cambiarias y la volatilidad del mercado

Se recalentó el mercado cambiario y financiero en Argentina, y las brechas cambiarias volvieron a aumentar. A pesar de las medidas tomadas por el Gobierno, como la devaluación pos PASO y las intervenciones del Banco Central, la situación no ha mejorado.

En agosto pasado, el Banco Central gastó cerca de 870 millones de dólares en intervenciones en el mercado de títulos públicos en dólares. Se estima que en septiembre esta cifra aumentó entre 600 y 800 millones de dólares más. En total, en lo que va del 2023, se estima que el Banco Central ha gastado alrededor de 3.000 millones de dólares en intervenciones.

A pesar de estos esfuerzos, la brecha cambiaria ha seguido aumentando, alcanzando un promedio superior al 130% en comparación con el dólar oficial. El Banco Central ha intensificado sus intervenciones, sobre todo en el mercado de bonos MEP, pero la venta masiva de activos argentinos en el mercado internacional ha complicado la situación.

Se espera que la presión por dolarizar carteras continúe en los próximos días, lo que significa que la brecha cambiaria podría seguir aumentando. El Gobierno continuará intentando influir en el comportamiento de los dólares financieros, pero la situación es desafiante. El Banco Central se encuentra en una lucha constante por mantener la estabilidad del mercado cambiario en Argentina.

En resumen, el Banco Central de Argentina está luchando por controlar las brechas cambiarias y la volatilidad del mercado. A pesar de sus intervenciones, la situación no ha mejorado y la brecha cambiaria continúa aumentando. El Gobierno y el Banco Central deberán enfrentar el desafío de mantener la estabilidad del mercado en medio de una elección presidencial decisiva y condiciones económicas internacionales adversas.

Compartir este artículo