Desafíos económicos en Argentina: Deuda privada, escasez de dólares y posible emisión de cuasimonedas

De acuerdo con los datos presentados, la deuda privada argentina asciende a US$ 93.400 millones, dividida en US$ 55.400 millones de deuda comercial y US$ 37.954 millones de deuda financiera. En cuanto a la deuda comercial, US$ 36.939 millones corresponden a importaciones, de los cuales US$ 20.704 millones son con acreedores relacionados y US$ 16.235 millones con otros acreedores del sector privado. Esto plantea un desafío para el próximo gobierno, ya que, independientemente de su signo político, no se espera que haya ingresos significativos de divisas hasta marzo o abril de 2024. Esta falta de ingresos de divisas podría llevar a una escasez de dólares en la economía argentina y dificultar la normalización de los pagos al exterior.

Otro desafío es la falta de financiamiento genuino y la caída de la recaudación tributaria, lo que podría llevar a un grave problema fiscal en las provincias. Si bien algunas provincias tienen recursos naturales y superávit fiscal, otras podrían enfrentar dificultades financieras y recurrir a medidas como moratorias, aumento de impuestos e incluso la emisión de cuasimonedas. Se espera que el cepo al dólar continúe y que la brecha cambiaria aumente, lo que tendrá implicaciones para las empresas exportadoras. En este contexto, se espera que los inversores busquen instrumentos financieros atados a la inflación y al dólar para proteger su capital.

Además, se destaca el mercado informal del dólar, conocido como “dólar blue”, donde los operadores y agentes realizan proyecciones sobre su comportamiento. Se estima que el dólar blue podría cotizar alrededor de $900 para el día del balotaje. Por otro lado, los inversores están volviendo al “carry trade”, es decir, saliendo de posiciones en dólares a niveles altos y buscando oportunidades de inversión en otros activos. En resumen, el próximo gobierno argentino se enfrenta a desafíos económicos y financieros significativos, y se espera que se mantengan algunas restricciones cambiarias y se busquen soluciones creativas para enfrentar la escasez de dólares y la falta de financiamiento genuino.

Compartir este artículo