Cómo limpiar la heladera con productos naturales y económicos

Limpiá tu heladera de forma natural y económica

Limpiar la heladera con regularidad es esencial para mantener su higiene y garantizar la frescura de los alimentos almacenados. Aunque existen varios productos de limpieza comerciales, utilizar una mezcla casera es una alternativa económica y natural. En este artículo, te guiaremos en el proceso de limpieza de la heladera con una simple mezcla de agua, alcohol, detergente y un toque de esencia de vainilla.

Reuní los suministros necesarios

  • Agua.
  • Alcohol para fricciones o vodka.
  • Detergente.
  • Extracto de vainilla.
  • Paño de microfibra o esponja suave.
  • Botella pulverizadora.
  • Recipientes vacíos para guardar los alimentos que hayas retirado.

El proceso de limpieza

  1. Vaciá y ordená: empezá por sacar todos los alimentos, desechando los que estén caducados o estropeados. Clasificá los productos restantes y guardalos temporalmente sin cortar la cadena de frío.
  2. Prepará la mezcla de limpieza: en una botella pulverizadora, combiná agua y alcohol de quemar o vodka a partes iguales. Añadí unas gotas de detergente y una cucharadita de extracto de vainilla. Agitá suavemente para mezclar bien.
  3. Limpiá los estantes y cajones: sacalos y sumergilos en agua tibia y jabón. Utilizá una esponja o paño empapado en la mezcla limpiadora para limpiar cualquier derrame o mancha del interior de la heladera.
  4. Limpiá las superficies interiores: pulverizá en un paño o esponja de microfibra y limpiá las superficies interiores. Prestá mucha atención a las esquinas, grietas y juntas de las puertas. Estas zonas tienden a acumular suciedad, mugre y bacterias.
  5. Desodorizá con esencia de vainilla: humedecé un paño limpio con extracto de vainilla y frotalo en el interior.
  6. Limpiá el exterior: las puertas, los tiradores y cualquier mancha visible. No olvidés consultar las instrucciones de limpieza específicas del fabricante.
  7. Secar y volver a armar: dejá que todas las piezas desmontables y el interior de la heladera se sequen completamente al aire. Una vez secas, volvé a poner todo.
  8. Reabastecé y organizá: organizá los alimentos de forma que puedas acceder a ellos fácilmente y evités la contaminación cruzada.

Beneficios de usar esta mezcla casera

  • Rentable: utilizar artículos domésticos comunes en lugar de costosos limpiadores comerciales ahorra dinero a largo plazo.
  • Ingredientes naturales: la mezcla es segura y respetuosa con el medio ambiente, eliminando el riesgo de exponer tus alimentos a sustancias químicas nocivas.
  • Eliminación de olores: la adición de extracto de vainilla proporciona un efecto desodorizante natural, dejando tu heladera con un olor fresco y limpio.
  • Versatilidad: puede utilizarse para diversas tareas de limpieza en casa, lo que la convierte en una solución multiusos.

Compartir este artículo