Bronceadores caseros: 3 recetas naturales para un bronceado sin sol

Tres autobronceadores caseros con ingredientes naturales

Cada vez son más las personas que deciden no tomar Sol debido a los problemas que causan los rayos UV en la piel. Por eso compartimos con vos tres autobronceantes naturales para que incorporés a tu rutina veraniega.

1. Crema autobronceadora de zanahoria

La zanahoria contiene betacarotenos, minerales y fibra que estimulan la pigmentación de la piel. Por eso es indispensable para crear un autobronceador natural.

Según un estudio llevado a cabo por varios investigadores de la Universidad Federal de Río de Janeiro, esta verdura contiene antioxidantes que protegen frente a sustancias nocivas, como lo son los rayos UV.

Ingredientes: 3 zanahorias, 3 cucharadas de aceite de oliva, 2 cucharadas de miel.

Preparación: Cortá las zanahorias en rodajas. Metelas en la licuadora con el aceite de oliva y la miel. Mezclá hasta que los ingredientes se transformen en una pasta homogénea. Si queda demasiado espesa, agregale más aceite o un poco de agua. Almacenala durante 7 días en un frasco oscuro, alejada de la luz solar.

Modo de aplicación: Pasado el tiempo de maceración, tomá la cantidad de crema que considerés necesaria y frotala sobre las partes que querés broncear. Dejala actuar 30 minutos y enjuagá. Se recomienda repetir su uso cada día hasta obtener el tono deseado.

2. Loción autobronceante de té negro

El té tiene pigmentos y propiedades que ayudan a proteger la piel frente al estrés oxidativo, mientras que su color le da un tono más moreno. Según un estudio encabezado por la profesora Neira Puizina-Ivi, también tiene concentración en antioxidantes y minerales esenciales.

Esto se traduce en beneficiosos efectos como el poder de minimizar el envejecimiento prematuro y las imperfecciones como el acné.

Ingredientes: 15 bolsas de té negro, 2 tazas de agua.

Preparación: Poné a hervir el agua. Cuando alcance el punto de ebullición, retirala del fuego y agregale las bolsas de té negro. Dejá que liberen sus extractos durante un par de horas. Filtra el líquido con un colador.

Modo de aplicación: Para mejorar la absorción de sus propiedades, tenés que exfoliar la piel antes de aplicar la loción. Sumergí un paño en el líquido y aplicalo sobre las zonas deseadas con suaves masajes. Verté la loción en una botella con spray y rociala por la piel. Pero tené cuidado al rociarlo porque el té negro mancha. Dejá que se absorba durante 30 minutos y enjuagá. Se recomienda repetir el tratamiento cada día para conseguir buenos resultados.

3. Crema autobronceadora de café y aceite de coco

El café tiene pigmentos y antioxidantes que son capaces de mejorar el aspecto de la piel, dándole un tono más uniforme. Al mismo tiempo, sus nutrientes y su tacto granuloso contribuyen a eliminar las células muertas que se acumulan en la superficie cutánea. Además, mejora la circulación al favorecer el proceso de oxigenación celular.

Ingredientes: 5 cucharadas de restos de café, 3 cucharadas de aceite de coco orgánico.

Preparación: Incorporá los restos de café en un recipiente y mezclalos con el aceite de coco orgánico hasta obtener una pasta granulada.

Modo de aplicación: Tomá una pequeña parte y aplicala sobre las piernas, brazos y aquellas áreas que deseás broncear. Esperá a que los compuestos actúen 20 minutos, y enjuagá con agua tibia. Se recomienda repetir el tratamiento entre 3 y 4 veces a la semana para obtener resultados satisfactorios.

¡Probá estos autobronceadores caseros y lucí un bronceado natural sin exponerte al sol!

Compartir este artículo